Cuando los padres de Mario nos llamaron para hacerle una sesión de fotos nos hizo una ilusión especial ya que a él lo conocemos desde el día que nació y a Paco y Luisa desde hace muchos, muchos años!

Y si para nosotros era especial poder fotografiar a Mario, el motivo de la sesión era igual de especial: un regalo por el día de la madre para su abuela a la que iban a sorprender con un fantástico y enorme lienzo con una de las fotos de la sesión. Un regalo que seguro que no olvidaría con facilidad: ¿os imagináis la cara de la abuela al desenvolver un paquete y descubrir un lienzo de un metro de ancho con una foto de su nieto?

Como conocemos a Mario y a sus padres desde hace muchos años sabíamos que le gusta mucho la música y va a clases de guitarra, así que por ahí decidimos empezar la sesión de fotos y lo hicimos disfrutar de la guitarra eléctrica en la Alameda de Caldas de Reis, mientras él nos contaba cómo son sus clases nosotros le hacíamos fotos pensando en el recuerdo que le quedaría para cuando fuera mayor y se viera guitarra en mano.

mario-qsmphoto-001 mario-qsmphoto-002 mario-qsmphoto-003 mario-qsmphoto-004

Al terminar con la guitarra Mario apareció con un balón de fútbol que es otra de sus pasiones y con su equipación y entre pase y pase de balón (y algún intento de balonazo) seguimos la sesión y las risas. Al final acabamos dejando las cámaras a un lado, eso si, cuidadosamente a cubierto, y pasamos un rato de risas con Paco y con Mario dándole patadas al balón… o más bien intentándolo!

mario-qsmphoto-005 mario-qsmphoto-006 mario-qsmphoto-007

La tarde aún daba de sí y nos fuimos a la Isla de Arosa donde hay unas playas preciosas y allí seguimos haciendo fotos. Después de recorrer varios sitios y jugar con el agua y la arena cambiamos de tercio. Durante toda la tarde Mario mostró bastante curiosidad hacia nuestras cámaras y nuestro trabajo y no dejó de hacer preguntas e interesarse por lo que hacíamos, así que decidimos que se pasara al otro lado de la cámara y quisimos enseñarle algunas cosas sencillas para que aprendiera a hacer unas fotos bonitas. Pero para esto nos hacía falta alguien que posara para Mario y desde luego, nosotros no ibamos a ser! Así que le pedimos a sus padres que se pusieran delante de la cámara. Paco y Luisa protestaron un poco pero como no hay sacrificio que unos padres no hagan por su hijo no les quedó más remedio que ofrecerse «voluntarios» para hacer de modelos. Así que les pedimos que se divirtieran y que hicieran como si no estuviéramos, como si se hubieran quedado solos en una isla. Y entonces surgió la chispa!

mario-qsmphoto-008 mario-qsmphoto-009 mario-qsmphoto-010

Tras unos minutos de risas nerviosas, bromas y chistes malos, Paco y Luisa empezaron a soltarse, a sonreir, a disfrutar recordando su noviazgo mientras Mario les hacía fotos. Él aprendía y se interesaba por un mundo lleno de magia y ellos se olvidaban de que estábamos allí! Nos encantó vivir este momento de felicidad pura, verlos rememorar su noviazgo y saber que ese momento tan especial iba a quedar retratado para siempre a través de la mirada de su hijo.

mario-qsmphoto-014 mario-qsmphoto-015

Mario disfrutó tanto viendo a sus padres sonrientes, felices y acaramelados delante de la cámara que quiso unirse a ellos y como empezaba la hora mágica del atardecer aprovechamos para terminar la sesión con algunas fotos de toda la familia disfrutando del momento, de las risas, saltos y miradas de ilusión y así pusimos punto final a una jornada que quedará para el recuerdo de todos nosotros.

Al llegar a casa recibimos el que creo que tal vez es el piropo más bonito que nos han dicho hasta ahora, en forma de mensaje decía: » Gracias por habernos hecho recordar nuestro noviazgo de esta manera y con nuestro niño delante». De verdad no os pone los pelos de punta? A nosotros nos los puso (menos mal que bajaron pronto y nadie nos sacó una foto con los pelos así)

Editadas las fotos, entregados los recuerdos, me quedo con la imagen imaginaria de la abuela de Mario abriendo su regalo y sus lágrimas de felicidad al ver a su guapísimo nieto en el lienzo que contiene la foto de tantos momentos vividos aquel día.

 

Book infantil: Mario

Fotografía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Protagonista: Mario (y Paco y Luisa)
Lugar: Caldas de Reis y la Isla de Arosa (Pontevedra)

Silvia De Acevedo

Aviso legal. © 2015 QSMPhoto.com Todos los derechos reservados de esta imagen.