Hoy queremos hablaros de la Boda de Esther y Félix en Beariz (Ourense), una preciosa boda en la que el tiempo nos acompañó lo justo, pero acompañó.

Dice el dicho que novia mojada, novia afortunada, pero… ¿qué pasa con las novias que tienen la buena suerte de que amaine el tiempo para la ceremonia y sesión de fotos y llueva en el banquete? eso sí es ser afortunada!

Nuestras novias cuentan con total comunicación con nosotros, mantenemos un contacto contínuo para poder solventar cualquier imprevisto que se tenga y este era uno de ellos. Dos días antes de la boda Esther se ponía en contacto con nosotros para decirnos que en Beariz el tiempo era muy malo, no dejaba de llover y las previsiones para el día de la boda no eran las mejores, imaginaos su preocupación. Estuvimos hablando largo rato para poder resolver las posibles dudas que le surgían e intentar tranquilizar un poco los nervios, nada iba a poder enturbiar su boda, ni la lluvia, ni el granizo… Nada haría que no fuera ese día tan maravilloso que habían planeado.

Llegó el propio día de la boda y de camino hacia Ourense los pronósticos se cumplían, no solo llovía sino que las nubes eran tan negras que nada hacía presagiar un cambio de tiempo, es más cuanto más nos acercábamos peor se ponía el tiempo. Durante el camino los whatsaps con Esther fueron contínuos hasta que llegó uno que nos parecía imposible «Chicos, es increíble! Está abriendo!!!» No podía ser, los presagios eran malos y ella nos alegraba con esa noticia? Hasta nos mandó una foto del cielo con la alegría que le dió el momento!.

Llegamos a Beariz con el cielo semidespejado y al llegar a la casa de la novia la única preocupación se había despejado. Comenzamos nuestro trabajo retratando los primeros momentos del día, cómo se vestía y cómo su padre la miraba emocionado, su madre la ayudaba a vestirse también emocionada y llegó el novio… «que no entre!!!!» Nervios por si el novio la veía, él tranquilo con ojos de felicidad, de esos que son imposibles de ocultar.

Fue una de las ceremonias más bonitas que vivimos, recuerdo que por un momento me metí en las palabras que el sacerdote les ofrecía como matrimonio, pero pronto tuve que desconectar porque las miradas y gestos entre ellos no paraban. Y fue así su boda durante todo el día, miradas, risas, complicidad…. en definitiva, amor!

Boda de Esther y Félix en Beariz

Fotografía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Novios: Esther y Félix
Lugar: Alvite (Ourense).

Silvia De Acevedo

Aviso legal. © 2014 QSMPhoto.com Todos los derechos reservados de esta imagen.