Llegó el día de la boda de Irene y Aurelio en el Pazo de la Toxeiriña (Moraña), amenazaba lluvia desde hacía varios días pero ya se sabe el dicho de “Novia mojada, novia afortunada” aunque a nuestra novia no le hacía ninguna falta que se mojara ese día para ser una novia afortunada, solo hacía falta ver cómo la mira Aurelio en cada reunión que tenemos con ellos.

Cuando llegamos al Pazo de la Toxeiriña y fuimos a ver a Irene nos la encontramos con la maquilladora, Gemma de It Style Pontevedra. No era la primera vez que coincidiamos con ella y teníamos claro que encontraríamos a nuestra novia guapísima pero a la vez muy natural. Así fue, cuando la vimos tenía una sonrisa tan grande que parecía que iba a estallar de la emoción. “Guapísima” nos dijimos los tres entre susurros al verla (espero que no lo escucharas Irene 😉 ).

Generalmente empezamos fotografiando la preparación del novio, pero en este caso Aurelio necesitaba darse un paseo para relajarse y que no le traicionaran los nervios. Por un momento me imagine cómo sería esa mirada cuando se vieran y me vino a la mente la imagen de esas estrellas que le ponen a los ojos de los dibujos de comic manga cuando ven algo que les gusta. Creo que acerté de lleno.

Como la previsión anunciaba lluvia se decidió con tiempo que la ceremonia fuese en el interior del Pazo y no en sus jardines. Conocíamos la ilusión de Irene por casarse debajo de la Parra del jardín, pero eso no iba a poder ser. En la reunión previa de nuestro equipo salió la idea de que si ella no se casaba en los jardines y no llovía intentaríamos que las fotos de los detalles de su boda fueran en el jardín para que al menos les quedase ese recuerdo. Así fue y con la complicidad de las madres de los novios y de la inestimable ayuda de María de Casa Román trasladamos al jardín el traje, la alianza y el ramo, todo con sumo cuidado y mimo, para fotografiarlos en los preciosos jardines de La Toxeiriña.

Y por fin, con un poco de retraso sobre el horario previsto tal y como manda la tradición, llegaba la hora de la ceremonia. La música comenzaba a sonar mientras Irene hacía su entrada. Los brillos en sus ojos eran como yo me había imaginado y las miradas cómplices entre nuestra pareja se sucedían mientras sus amigos hablaban uno tras otro contándonos lo especial de su relación.

Tras la ceremonia vino el cocktail y la sesión de fotos, primero en el interior del Pazo de la Toxeiriña y después en los jardines gracias a una tregua que nos concedió la lluvia. Y después la cena y el baile y en el precioso invernadero de cristal del Pazo reconvertido en espectacular salón de fiestas. ¿Verdad que nos parece romántico y bonito ver llover tras las ventanas? Pues imaginaos cenar viendo y sintiendo el suave murmullo de las gotas de lluvia cayendo sobre el tejado de cristal. Pues así vivieron Irene y Aurelio su primera cena como de casados rodeados de todos aquellos que les quieren. Mejor imposible.

Boda en el Pazo de la Toxeiriña: Irene y Aurelio

Novios: Irene y Aurelio
Fotógrafía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Lugar: Pazo de la Toxeiriña (Moraña, Pontevedra).
Cátering: Casa Román
Arreglo floral: DiFlor

Silvia De Acevedo

Aviso legal © 2015 QSMPhoto.com Todos los derechos reservados de estas imagenes. Todas y cada una de las fotografías de esta web han sido realizadas por QSMPhoto.com.