Como algunos recordaréis, terminábamos el anterior artículo de la Boda en Mondariz Balneario de María Jesús y Miguel  de la siguiente manera: «Entonces, se apagaron las luces a la vez que se abrían las puertas y…»

 

En ese momento entraron dos niños disfrazados de indios, con un farolillo encendido cada uno y ante la sorpresa general nos contaron que acababan de descubrir algo muy bonito en otro lado, un mundo nuevo y hermoso, y nos invitaron a ir a descubrirlo con ellos. Poco a poco los invitados se levantaron y los siguieron, llenos de curiosidad. Subimos por unas largas escaleras hasta la primera prlanta donde encontramos un camino marcado por velas encendidas que conducía a unas grandes puertas que permanecían cerradas.

A esas alturas la intriga y la curiosidad era total. Nadie sabía lo que les aguardaba al otro lado de las puertas. María Jesús y Miguel habían logrado mantener el secreto y solo unos pocos privilegiados, aquellos que habían sido sus complices y entre los que por suerte nos encontrabamos nosotros, tenían idea de lo que les esperaba. Imaginad la cara de los familiares e invitados cuando al abrirse las puertas entraron en un segundo salón presidido por un enorme árbol de la vida repleto de luz y color bajo el que los niños bailaban una coreografía. Fue un momento mágico en el que todo el mundo contempló boquiabierto el fantástico arbol que iluminaba con sus luces todo el enorme salón, llenandolo de luz y color, de vida!

mym-qsmphoto-032 mym-qsmphoto-033

Poco después se presentaron los protagonistas, María Jesús y Miguel. Nuestros novios se habían cambiado de trajes, vistiéndose para la ocasión!! Ambos portaban una especie de lanzas con cintas de colores traídas para su ceremonia desde Brasil y benditas por el Bon Jesús. Allí la madre de María Jesús comenzó un hermoso ritual de boda indígena proclamando que no solo se habían casado los novios, sino que invitaba a las familias a juntar sus manos y unirse todos como una única familia.

La alegría se apodero de todos los invitados y acabaron bailando y saltando haciendo un círculo alrededor de los novios. Llegó el momento del baile y los novios bailaron con los invitados hasta que llegó el momento del Photo Call con el que nos divertimos un buen rato. Los amigos de los novios los cogieron en brazos y tuvieron la prudencia de no dejarlos caer, que a esas horas no hubiera sido muy extraño que sucediera…

Pasaron las horas y siguió la fiesta hasta bien entrada la madrugada. Los novios vinieron a agradecernos la dedicación que le habíamos dado a su boda, a ellos y a sus familiares y nos pidieron que dejáramos a un lado las cámaras y nos uniéramos a la fiesta para compartir con ellos su alegría y felicidad y así lo hicimos encantados durante un buen rato, hasta que el cuerpo aguanto 🙂

 

 

Boda de María Jesús y Miguel en Mondariz-Balneario

Fotógrafía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Novios: Miguel y María Jesús
Lugar: Balneario de Mondariz (Mondariz-Balneario, Pontevedra).

Silvia De Acevedo

Aviso legal © 2014 QSMPhoto.com Todos los derechos reservados sobre los textos y las imagenes. Todas y cada una de las fotografías de esta web han sido realizadas por QSMPhoto.com.