A estas alturas del blog a muchos ya os sonarán María Jesús y Miguel, en anteriores posts os hemos hablado de su sesión de fotos de Preboda y de la complicidad que surgió entre nosotros cuando nos contaron cómo sería su boda.

Pero hoy os queremos hablar de la primera parte de la boda. ¿Primera? os estaréis preguntando. Sí, sí… primera!. La boda de María Jesús y Miguel en el Balneario de Mondariz (Pontevedra) estuvo dividida en dos ceremonias distintas, dos maneras de enlazar su amor y sus familias.

Al llegar al Balneario de Mondariz nos presentamos en la suite de la novia, allí nos encontramos a una novia nerviosísima y radiante. Tras un rápido intercambio de saludos pusimos rumbo a la habitación del novio. Tal y como habíamos acordado primero estaríamos con Miguel para que él después pudiera recibir a los invitados a medida que fueran llegando.

En la habitación de Miguel comenzó nuestro trabajo, fuimos testigos de como su madre le ayudaba con todo el cariño a terminar de arreglarse, ayudándole con esos pequeños detalles que solo una madre percibe para que el novio estuviera perfecto. Miguel nos recibió con una gran sonrisa y mucha cordialidad. Estaba sorprendentemente tranquilo con nosotros ya que había pasado los nervios a las fotos y al vídeo con la preboda y ya había visto cuál era el resultado.

Cuando la novia estuvo lista subimos la interminable escalera de caracol que lleva a la suite del Balenario de Mondariz, donde se vistió y preparó con la ayuda de sus tíos. Como ya habíamos hablado muchas veces de todo lo que iba a ocurrir ese día la planificación fue perfecta, tanto que nos dió tiempo a hacer unas fotos y vídeo con el cancán dentro del jacucci de la suite. Para ello tuvimos la colaboración de su tía que puso la decoración para que además de unas fotos divertidas quedaran muy elegantes. Y lo consiguió!. Continuamos con las fotos y vídeo de preparativos y salimos a la iglesia.

El camino a la iglesia estaba señalado por una alfombra roja con varios invitados a los lados sujetando arcos de flores, así padrinos y novios pasaron por debajo camino al altar. La ceremonia fue un momento precioso y muy emotivo. María Jesús y Miguel se casaron bajo la mirada de la talla de la Virgen del Carmen, detalle muy especial para ellos que compartieron con nosotros pero que dejamos que quede en su intimidad. No os vamos a contar todo, no???

La salida de la iglesia fue muy divertida, y bajo una lluvia de arroz como no podía ser de otra manera! Los invitados tenían cucuruchos de arroz en sus manos hechos con partituras musicales, aunque por la cantidad de arroz que nos cayó en la cabeza creo que algún invitado llevaba armamento pesado escondido… al final, pensé que tenía una paella en la cabeza 😉

La sesión de fotos fue un recorrido por los jardines de Mondaríz Balenario, un precioso escenario para una sesión de fotos y un precioso y moderno vídeo. Hubo tiempo para hacer tanto algunas fotos tradicionales y románticas como otras digamos… un poco más rompedoras! Y como nuestra novia es una deportista nata alguna referencia al deporte tenía que tener esta sesión de fotos no? Hubo un par de momentos deportivos antológicos, tanto en fotografías como en video, pero eso es algo que veréis en el reportaje que os mostraremos más adelante… solo os diremos que, entre otras cosas, incluyen palos de golf y guantes de boxeo!! 🙂

La entrada a la cena fue totalmente diferente de lo habitual. Nada más cruzar la puerta del salón de bodas sonaron las notas del vals que los novios comenzaron a bailar en el centro del salón rodeados por las mesas de sus familiares. Que la cena comenzara con el vals podía ser una pista de que se avecinaban sorpresas. Después vino la cena con muchos momentos de emoción, muchos detalles que hacían referencia a la vida cotidiana de los novios y mucha diversión. Al acabar la cena comenzó un baile un poco extraño, una barra libre un poco más rara si cabe…. los novios desaparecieron sin que los invitados se dieran cuenta, nos habían dejado para irse de luna de miel?? Entonces, se apagaron las luces a la vez que se abrían las puertas y…

Hasta aquí podemos contar por ahora! Lo que ocurrió a continuación fue algo genial, una sorpresa para el 95% de los invitados, algo que solo sabían María Jesús y Miguel y algunos “complices” entre los que nos encontrabamos nosotros. Si queréis saber que ocurrió después tendréis que estar atentos al próximo post sobre la boda de María Jesús y Miguel en el Balenario de Mondariz donde os contaremos nuestra visita a un sitio muy especial lleno de magia!

Boda de María Jesús y Miguel en Mondariz-Balneario

Fotógrafía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Novios: Miguel y María Jesús
Lugar: Balneario de Mondariz (Mondariz-Balneario, Pontevedra).

Silvia De Acevedo

Aviso legal. © 2014 QSMPhoto.com Todos los derechos reservados de esta imagen.