Sábado 5 de la tarde, Monasterio de Lérez, Pontevedra. Llegábamos de estar con Iván y Vane en sus respectivas casas, viviendo con ellos esos momentos previos tan emotivosy especiales. Había llegado el gran momento, su boda: Iván y Vane iban a darse el “Si, quiero”.

En casa de Iván nos esperaba su familia, pudimos fotografiar esos momentos tan íntimos que se dan en la preparación del novio y en este caso un poco más ya que fue su hermano pequeño el que con mucho cariño y emoción y también algunos nervios, le colocó los gemelos para que estuviera tranquilo mientras se vestía. Su madre se hizo cargo de la corbata mientras llegaba su abuela que miraba la escena con un semblante de cariño que a todos nos enterneció.

En casa de Vane las cosas no eran muy distintas, la familia ya estaba vestida y Vane con los nervios se nos había adelantado y se había vestido antes de que nosotros llegásemos. A Vane la terminó de arreglar su hermana que le puso los pequeños detalles y sus zapatos, nosotros sabíamos que iba a dar una nota de color con ellos y para ella eran muy importantes, tanto como el hecho de que quién le pusiera los zapatos fuera su hermana Stefi, algo simbólico de lo que ya habíamos hablado días antes. Su futura cuñada (la hermana de Iván) fue su maquilladora y cuando entró en la habitación para darle el último toque en sus labios la vió vestida de novia y las lágrimas brotaron de sus ojos. Sus lagrimas de emoción provocaron una reacción en cadena. Fue como un dominó, siguió Vane con los ojos llenos de lágrimas y empezaron a venir a la habitación los familiares que uno a uno llenaba sus ojos de lágrimas. Un momento muy especial para nosotros, que teníamos que ser el apoyo de Vane para que no rompiera a llorar y se estropeara su maquillaje, pero a la vez la emoción que se vivía era tal que tragábamos saliva mientras hacíamos que sonriera. Ya desde el primer momento nos quedo claro que la boda de Iván y Vane iba a ser una boda cargada de sentimientos y emociones.

Antes de salir de su casa Vane nos confió una tarea muy especial: darle una nota a Iván para que la leyera antes de entrar en la iglesia. No sé qué ponía la nota, pero sé que a Iván le entró casualmente una arena en un ojo mientras la leía con las consiguientes lagrimas y claro, allí estabamos QSMPhoto para dar fé de ello.

Ya era la hora. La novia entraba por la puerta del Monasterio de Lérez y nosotros ocupamos nuestras posiciones para inmortalizar ese momento.  La ceremonia fue muy emotiva, había sonrisas entre ellos y también lágrimas. Ser fotógrafo de boda da una posición privilegiada dentro de la ceremonia, desde la que podemos ver cada uno de los momentos emocionantes entre las parejas y en este caso hubo muchos, muchos momentos.

La sesión de fotos fue en Combarro, un pueblo que ocupaba un lugar muy especial en los corazones y la historia de Iván y Vanne. Ellos querían hacer allí el reportaje de su boda entre las calles de piedra y los hórreos pero encontramos algo inesperado en Combarro que hizo que se nos  iluminase la bombilla que llevamos en nuestras cabecitas y que no podíamos dejar pasar. Miramos a Vane y ella nos devolvió una mirada cómplice de afirmación y allá nos fuimos: directos al Tio Vivo!! Y es que no podíamos dejar pasar una ocasión así! Combarro estaba en plenas fiestas y por suerte los propietarios del Tio Vivo nos permitieron amablemente hacer algunas fotos y video. Así que después de hacer algunas fotos el Tio Vivo se puso en marcha para que pudieramos hacer un video.

vanne-qsmphoto-10

Fue un momento muy divertido, con Iván y Vane girando y girando en el Tio Vivo mientras Damián los grababa y cada vez más personas se iban acercando y nos rodeaban para disfrutar del espectáculo. Fue uno de esos momentos especiales, únicos, inolvidables, que uno quiere retener para siempre en la memoria y que siempre acompañará a Iván y Vane en sus recuerdos, en sus corazones y también en el álbum de fotos y el video de su boda, para que puedan revivir una y otra vez ese momento mágico, volviendo a sentir las mismas emociones y sensaciones que sintireon el día de su boda al montarse en el Tio Vivo en Combarro apenas unos minutos después de convertirse en marido y mujer.

Boda en Pontevedra: Iván y Vane

Fotógrafía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Vídeo: Damián Corbacho
Novios: Iván y Vane
Lugar: Monasterio de Lérez (Pontevedra) y Combarro (Poio)

Silvia De Acevedo

Aviso legal © 2014 QSMPhoto.com Todos los derechos reservados de estas imagenes. Todas y cada una de las fotografías de esta web han sido realizadas por QSMPhoto.com.