Si os gustaron las fotos de su preboda, las fotos de la postboda de Sara y Pablo os van a encantar! La cosa empieza con nuestros novios a bordo de un flamante Seat 600. Todo transcurre placidamente y Sara y Pablo no se imagina lo que se les viene encima!

“La situación se pone tensa: nuestra encantadora pareja de novios se las prometían muy felices pero una traicionera avería los dejó parados en la carretera. La novia no parece tomarse muy bien que su amado no sea capaz de reparar el coche. Pero por suerte, nuestro sufrido novio encuentra la solución a sus problemas: una grúa!”. Esta podría ser más o menos la sinopsis de la “pelicula” que tuvieron que vivir Sara y Pablo en su postboda. Ni siquiera sabemos su genero: ¿sera una tragedia? ¿o un drama? ¿o será una comedía? Hasta ahora las cosas no pintan muy bien pero todavía nos falta averiguar lo más importante, el final! La solución, muy pronto, en sus pantallas!

Seleccionar las fotos que vais a ver ahora fue una tarea MUY difícil! Había tantas fotos estupendas, con distintos matices o con situaciones y gestos divertidos, que se hizo muy complicado hacer una selección. Pero para eso estamos nosotros aquí, para hacer ese trabajo duro e ingrato que nadie más está dispuesto a hacer! 😉

Como os decía, la jornada fue muy productiva, y eso que no empezó de la mejor de las maneras! Nos reunimos con los protagonistas, Sara y Pablo y con la maquilladora Iria Pereira y nos fuimos a visitar a Paco, de “Seone e Hijos Motor”, para recoger la grúa y el 600 que tan amablemente nos había cedido para la sesión (gracias Paco!!). Ya con todo el equipo reunido pusimos rumbo a la localización elegida, una recta sin apenas tráfico en la que podíamos escenificar el guión que teniamos previsto. Así que después de que Iria maquillase a nuestros protagonistas empezamos a hacer fotos. No duramos mucho.

Era un poco más tarde de lo planeado y además hacia un sol de justicia. Era uno de esos días en los que hasta el asfalto se derrite. Por eso, después de un rato de disparar en la localización inicial y con todos medio derretidos tomamos la determinación de movernos a pastos más verdes, es decir, a un sitio con sombra! Así que nos pusimos a los mandos del estupendo 600 y de la fantástica grúa antigua y pusimos rumbo a nuestro nuevo emplazamiento, una pista todavía menos frecuentada que discurría en el medio de un bosque. Fue la mejor idea que tuvimos en todo el día, sin duda! Hubo que modificar algunas de las ideas que llevabámos planeadas para la sesión pero a cambio pudimos trabajar mucho más cómodamente y sin que ninguno de nosotros acabara como un pollo a la parrilla!

Así que una vez controlado el tema del calor e instalados en nuestra nueva localización, nos pusimos manos a la obra. Dispusimos estratégicamente tanto el 600 (espectacular y en magnífico estado) como la grúa (igual de magnífica), pusimos a los actores en posición y dimos comienzo a la función! A partir de ahí Sara y Pablo se convirtieron en los absolutos protagonistas. Bueno, salvo cuando Boon (su perro) se decidía a entrar en plano y “robarles” el protagonismo! Los dos, los tres más bien, desarrollaron toda la película que habíamos escrito con más soltura y aplomo del que podíamos haber imaginado! Lo cierto es que estuvieron fantásticos, posando con confianza, metidos en sus papeles y disfrutando de cada minuto. El tiempo pasó volando entre carcajada y carcajada. Para nosotros y para Iria fue un privilegio asistir al espectáculo de ver a Sara y Pablo “interpretando” su película.

No vamos a contaros mucho del argumento de la película, preferimos que las fotos vayan contando la historia poco a poco. Eso sí, tened por seguro que os esperan algunas sorpresas y algún que otro giro inesperado 🙂

Postboda Sara y Pablo

Créditos:
Fotógrafía y Edición de Fotografía: Fernando Barreiro & Silvia de Acevedo
Modelos: Sara y Pablo
Maquillaje: Iria Pereira
Vehiculos: Seoane e Hijos Motor
Localización: Moraña (Pontevedra)

Fernando Barreiro

Aviso Legal © 2012 Todos los derechos reservados QSMPhoto.com