Ayer fue un día largo y duro pero también muy productivo y divertido! Después de muchas horas de planes y preparación por fin llego el día de la postboda de Sara y Pablo, así que nos fuimos con ellos y con Iria (maquilladora y peluquera) a la localización seleccionada. Allí nos esperaba una sorpresa, la que veis arriba en la imagen de la cabecera: contábamos con utilizar un vehiculo muy especial para la sesión de fotos y al final pudimos contar también con la preciosidad que veis en la foto: un auténtico Seat 600 totalmente restaurado y en perfecto estado!

No vamos a dar muchos detalles, sólo decir que lo pasamos genial y conseguimos algunas fotos fantásticas, tanto en la primera parte de la postboda con los vehiculos, como en la segunda parte, en la playa del Vilar, con una maravillosa puesta de sol como marco. Pronto publicaremos algunas fotos de adelanto para ir abriendo boca.

Y por si te lo preguntas, si, Sara y Pablo terminaron en el agua, por supuesto!!

Fernando Barreiro